Bajo nivel de agua en presa de Rincón pone en peligro agricultura del Cibao Central.

Bajo nivel de agua en presa de Rincón pone en peligro agricultura del Cibao Central.

Rincón, La Vega, 14 de septiembre, – Como dos hilos de agua, es todo el caudal se puede ver en el contra embalse de la Presa de Rincón, uno de los almacenamientos de agua que entran en la categoría de grandes presas debido a su importancia en la generación de electricidad limpia, en el almacenamiento de agua potable para el consumo humano y la disposición agua para el riego agrícola en una zona de alta producción arrocera y otros rublos.

Aunque esta presa tiene 43 años en operación y no se puede comparar el caudal inicial de  metros cúbicos de agua por segundo, esta estructura de hormigón sigue siendo, la principal fuente de agua para esta próspera zona agrícola, que abarca todo el municipio de Jima Abajo, La Vega y otras localidades de la provincia Duarte.

Como el río Jima nace en una zona de alta pluviometría como la reserva científica Las Neblinas y tiene como afluentes los ríos Jatubey, La Hormiga y Jayaco, en sus inicios el volumen de agua era de 75 millones de metros cúbicos y su contra embalse siempre vertía agua abundante a los canales de riego de la zona, hoy día, la mayoría están casi secos debido a la deforestación y los efectos globales del cambio climático.

El reporte del departamento Hidrología del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) correspondiente al mes de julio pasado, y que está colgado en página Web, señala que la República Dominicana continúa bajo los efectos de una “sequía hidrológica” combinada con el período seco estacional del 2020.

De acuerdo a los datos de generación eléctrica están produciendo un promedio de 9.5 megavatios que puede aumentar en la medida que los niveles de agua van tapando los números que miden la cantidad de agua acumulada que en los últimos meses no ha llegado a cubrir la cota de los 121 debido a la falta de lluvias en la zona norte de la Cordillera Central y parte de Loma Miranda. 

Las lluvias provocadas por las tormentas del mes pasado, Fred y Grace fueron suficientes para causar inundaciones en el gran Santo Domingo y otras ciudades de la región Sur del país, pero, estuvieron ausentes en la zona norte de la cordillera Central donde nacen importantes ríos como el Jima que surte de agua la presa de Rincón. 

Existe una mesa de diálogo en la que participan distintas dependencias del Estado para garantizar el abastecimiento de los acueductos, el riego agrícola, la producción de energía y otros usos, además, dar mantenimiento y vigilancia a estos recursos del Estado Dominicano.

Este Observatorio del Agua está integrado por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), el Ministerio de Agricultura, la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (EGEHID), las corporaciones de Acueductos y Alcantarillado de Santo Domingo y Santiago (CAASD y CORAASAN), el Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA) y la Defensa Civil.

Facebook Comments

El RiachueloRD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.